23.- CÓMO EVITAR EL OBSTÁCULO DE LA INSEGURIDAD EN TI MISMA

Este artículo fue escrito en julio 22, 2009


Unsure-womanEl obstáculo de la inseguridad viene principalmente determinado por una falta de amor a ti misma.

Como en otros tantos obstáculos pertenecientes al grupo de las autolimitaciones, es producto de la educación tradicional.

Muchas veces también la inseguridad se te presenta  sólo cuando te expones al juicio de los demás.

Es decir, sientes que tienes mucha seguridad en ti misma pero cuando te expones a la opinión pública es cuando te vencen los miedos e inseguridades.

En cualquier caso este obstáculo es una autolimitación que debes eliminar cuanto antes, ya que tus inseguridades afectan gravemente a tus acciones en el camino hacia tus metas.

Te voy a dar en este artículo unas pautas para que recuperes la seguridad en ti misma y este obstáculo deje de suponer un impedimento.

Entrénate para mejorar:

Básicamente la inseguridad se presenta por la creencia de que no poseemos determinadas habilidades. En caso de que esto fuera cierto tienes la posibilidad de entrenarlas. Nada en esta vida es definitivo, cambia aquello con lo que no estés contenta acerca de tu persona y te esté impidiendo avanzar.

Entrena las habilidades necesarias para conseguir tus objetivos como el que va a un gimnasio. Practica con una determinada frecuencia sobre la habilidad necesaria hasta que la hagas tuya. En la constancia está la clave.

Todo se puede aprender…te puede costar más o menos pero todo se aprende.

Unsure womanTener siempre presentes tus habilidades y los logros que has conseguido en el pasado:

Una acción que te puede ayudar con tu seguridad es recordar las cosas para las que eres hábil (algo habrá) y si no lo encuentras pregúntale a tus familiares o amigos, estoy segura de que ellos encontrarán más de una cosa.

También recuerda los logros que has conseguido en el pasado y procura rememorar cómo los conseguiste.

Apunta en un papel todas las cosas que se te dan bien y los logros que has alcanzado. Esto no solo te ayudará a recuperar la seguridad en ti, sino que puedes trasladar y adaptar al presente fórmulas que utilizaste en el pasado para superar determinadas situaciones.

Evita las comparaciones:

Tenemos la tendencia como seres humanos a competir entre nosotros y a medirnos todos por el mismo rasero. Somos personas distintas, mira si es así que hasta en las competiciones deportivas hay muy diferentes categorías.

Aún así cada persona es un mundo, tenemos un código genético único e irrepetible. Cada pequeña diferencia puede suponer grandes cambios en nuestras acciones y resultados.

Te invito a que dejes de compararte con los demás. Compite sólo contigo misma y ya verás que los resultados comienzan a ser espectaculares.

No olvides ninguna de estas tres claves y recupera la seguridad en ti misma, ya que cómo empresaria es de vital importancia. Si eres insegura transmitirás esa inseguridad a tus empleados y a tus clientes, lo que repercutirá en los resultados financieros de tu empresa.

Ana Zabaleta Arrese

“La Coach de la Empresaria”

www.coachdelaempresaria.com

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



Sobre la autora:

Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

Comentarios de mis lectores

Estoy convencida que las posibilidades están a nuestro alcance, en la medida que estemos alineadas con nuestro deseo y realicemos acciones para lograrlo.
Evitando nuestro permanente autoboicot, podemos crecer.
Si lo sabemos, ¿por qué seguimos insistiendo en lo que nos traba?
Muchas gracias
Cordialmente
Silvia

#1 
Escrito por Silvia Lavítola en julio 26th, 2009 @ 4:03 am

Hola Silvia. Muchas gracias por tu comentario, y excelente pregunta.

A esta cuestión tengo dos respuestas:

1)Por un lado a pesar de que sabemos que no estamos procediendo de la forma correcta, no terminamos de creer que nuestro pensamiento (estado de ánimo) tenga tanto efecto sobre nuestras acciones.

Por otro lado, cuando nos acostumbramos a actuar de una manera, creamos un circuito cerrado en nuestra mente. Es como un programa que hace que siempre actuemos de la misma manera. Para romper ese circuito,habrá que hacer un esfuerzo adicional hasta que creemos otro nuevo circuito que nos lleve al éxito. Estoy hablándote de crear nuevos hábitos, y eso siempre al principio va a suponer un pequeño esfuerzo.

¿Te acuerdas de cuando aprendiste a conducir? Al principio tenías que estar pendiente de 8000 cosas: el cambio de marchas, las señales de tráfico.¿Y ahora que ya lo aprendiste?¿piensas en eso? Ya no, todo es mecánico, creaste tu circuito cerrado para aprender a conducir.

Incluso es posible que si con el coche vas frecuentemente a un mismo sitio, el día que tienes que hacer otro trayecto, te has encontrado como si el coche fuese solo hacia el lugar donde habitualmente sueles ir. O te has dado cuenta antes, pero te estabas yendo al sitio de siempre.

Lo mismo que el coche, te pasó cuando aprendiste a caminar(sólo que no te acuerdas). Pero no hay más que ver a los bebés los esfuerzos que hacen durante un montón de meses, hasta que lo logran, ¿y cuantas veces caen en el camino? innumerables. Lo damos por asumido, pero creeme que sin esos esfuerzos estaríamos todos en sillas de ruedas. Gracias a Dios venimos programados de fábrica para no darnos por vencidos hasta lograrlo. Es luego la sociedad y la negatividad la que nos contamina.

2)El mismo hecho de la pregunta que estás haciendo, ¿por qué?. Nos pasamos la vida psicoanalizándonos y preguntándonos el porque, y así pensando pensando no avanzamos. Entrar en acción a expensas de nuestros miedos es lo que va a cambiar nuestra vida.

Con lo cual, yo os animo a tomar actitud positiva, entrar en acción y a que busqueis la forma que más os facilite el entrar en la misma. Pero ninguna fuerza externa va a venir a hacerlo, por lo que habrá que hacer también un pequeño esfuerzo y dejar de psicoanalizarnos tanto.

Espero haberte resuelto la duda Silvia

Besos y abrazos a todas

#2 
Escrito por ana en julio 26th, 2009 @ 7:25 am

GENIAL!!! No tengo nada más que decir tanto del artículo como de tu respuesta al comentario. Eres genial

#3 
Escrito por Marlene en diciembre 22nd, 2009 @ 12:37 pm

Hola, me parece un artículo muy interesante, y es verdad, siempre nos la pasamos viendo qué hace el otro, en qué es mejor y en lugar de ver en qué podemos mejorar nosotros mismos, nos la pasamos criticándonos y haciéndonos sentir mal cada vez.

Es muy buena idea pensar en uno mismo, uno mismo es el peor y el mejor amigo que podemos tener, así que manos a la obra y empecemos a luchar con nuestro yo interno.

Que todos logremos ser más seguros de nosotros mismos y hay que echarle ganas.

Que tengan un bonito día.

#4 
Escrito por Estefanía en febrero 11th, 2011 @ 7:50 pm

Escribe tu comentario

Usa tu nombre real
Respeto tu privacidad
opcional