OTRAS ENTRADAS DE BLOG

Erase una vez un anciano y un niño que viajaban con un burro e iban de pueblo en pueblo.

Llegaron a una aldea caminando junto con el asno, y al pasar por ahí, un grupo de jóvenes se burló de ellos.

– ¡Que par de tontos!……Tienen un burro y, en lugar de montarlo, van los dos caminando. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro-.

El anciano dijo: -Tienen razón, hijo-. A lo que el niño respondió: -Móntese usted, abuelo, que usted está más cansado-.

El anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha.

Llegaron a otro pueblo y al atravesarlo, una vecina se molestó mucho cuando vió al adulto sobre el burro y al niño caminando al lado. -¡Parece mentira!…El viejo sentado y el pobre niño caminando. ¿Cómo no le da vergüenza?-.

El anciano dijo: -Tiene razón, hijo. Yo estoy aquí tan cómodo y tu…-.

A lo que el niño respondió: -Pero, abuelo, si yo no estoy cansado…-.

Y el anciano dijo: -Cambiemos. Móntate tú ahora en el burro-.

El anciano y el niño intercambiaron sus puestos y siguieron su camino hasta llegar a la siguiente aldea.

Un señor que los ve llegar replica: -¡El colmo!…Vengan a ver esto vecinos… El joven montado en el burro y el pobre anciano, que no puede con su alma, caminando.

Entonces el anciano le dice al niño: -Vamos a hacer una cosa, hijo-.

Niño: -Dígame abuelo-.

Anciano: -Tú pesas poco. Creo que el animal puede con nosotros dos-.

El burro avanzaba sin problemas llevando al niño y al abuelo sobre el lomo. Pero cuando cruzaron junto a un grupo de campesinos…..

Mujer: -¡Tengan compasión, caramba ! …..¡Van a reventar a ese pobre animalito!-.

Anciano: -Ya no se que hacer, hijo… Pero tienen razón, porque el burrito debe estar desfallecido…-.

Niño: -¿Y si lo cargamos abuelo?-

Anciano: -¿Cargar al burro?….Ta vez podamos…-.

Y así llegaron al siguiente publeo, el anciano y el niño con el burro sobre sus hombros.

Joven: -Ja j aja, ¡Nunca vimos gente tan boba!… Tienen un burro y, en lugar de montarse sobre él, lo llevan a cuestas…. ¡Que tontos!-.

Si te dejas guiar por las opiniones de los demás, acabarás como el anciano y el niño de este cuento, sin burro y sin llegar a ninguna parte. No hagas caso al que dirán. Escucha únicamente la voz de tu corazón.

COMPARTE ESTA FÁBULA MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



SI TE GUSTÓ ESTA FÁBULA, DÉJAME TU COMENTARIO