Coach De La Empresaria

¿Por qué tengo que dar?


MÁS ARTÍCULOS DE OTROS

¿Por qué tengo que dar? Esa es una pregunta que no la hace su verdadero Yo, sino más bien su falso Yo (su ego). Y es una buena oportunidad para reconocer su ego, y actuar al respecto.

En multitud de artículos, audios, videos y capítulos, he insistido en la importancia de dar con el corazón, con auténtica generosidad. El universo nos devuelve lo que damos, y lo que es más, multiplicado por mucho.

Dar es recibir, de hecho, cuando damos con el corazón, en ese mismo momento, ya estamos recibiendo.

Y lo anterior se cumple cuando damos con el corazón. Hay quien se pregunta, ¿por qué doy tanto y recibo tan poco? Mientras esa pregunta existe, significa que aun estamos apegados al ego, y no hemos dado con el corazón.

Cuando se da con el corazón, la recompensa es inmediata. Cuando sabemos que recibimos poco para lo mucho que hemos dado, significa (necesariamente) que estamos comparando cuanto damos con cuanto recibimos… y eso no es dar con el corazón!

Dar no significa entregar dinero, ni pertenencias. Y tampoco significa dar lo que nos sobra. Dar es un verdadero acto de entrega de energia, participando en el continuo fluir de energía que reina en el universo. Podemos dar nuestro tiempo, una sonrisa, un gesto, una ayuda… Hay infinitas formas de dar, pero las únicas que son auténticas son las que proceden del corazón.

Cuando en el momento de dar su mente está repleta de pensamientos, razonamientos, etc., usted no está viviendo en el momento presente. Por tanto no está dando desde su corazón. No está conectando con ese Yo superior, su verdadera esencia, que sabe perfectamente que dar es recibir.

Con quien sintoniza es con su mente. Su ego ha fabricado toda una serie de falsos mecanismos para alejarle del momento presente, y por tanto de su espíritu. Puede ser que le esté haciendo creer que al dar está usted perdiendo para que otra persona gane, o que se va a dejar engañar, le van a tomar por estúpido, o una infinita serie de posibles pretextos para mantenerle alejado de lo que ocurre AHORA.

Su respuesta en esos casos no puede ser jamás dar desde el corazón, sino más bien dar desde el ego. Sólo se puede dar desde el corazón si se encuentra en el presente.

Cuando conectamos con el momento presente, no hay mente, no hay ego, y todo es sabiduría. Entre toda esa sabiduria: dar es igual a recibir. Desde el momento presente, todas nuestras reacciones son las mejores posible, y las más sabias. Desde esa dimensión, libre de ego, es posible dar con el corazón, y empezar a recibr tan pronto como se empieza a dar.

¿Verdad que muchas veces ha escuchado esa voz interna? Si yo le digo que hoy regale una sonrisa a todas las personas que encuentre, incluso a las personas con quien se lleva muy mal, es probable que muchos lectores se pregunten: ¿por qué tendría yo que regalarle una sonrisa a alguien que no me regala nada a mí?

¿Ha escuchado esa voz en su interior?  Pues bien… esa voz es su ego, y es precisamente a la voz que no debe escuchar…

Todo el éxito y la felicidad del mundo. Recuerde que al hacer felices a otras personas, será feliz, puesto que dar es recibir.

 

Dr. Félix Torán

Autor de “La respuesta del Universo” y “La ley de la autocreación”

http://www.felixtoran.com

Facebook:   www.larespuestadeluniverso.com

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

 

1 comentario en “¿Por qué tengo que dar?

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp