Coach De La Empresaria

Controlar nuestras reacciones


MÁS ARTÍCULOS DE OTROS

Hace más de 2500 años, Siddhartha Gautama (Buda), sin ninguna titulación en psicología, sin instrumentos científicos, y (al contrario que la ciencia) observando su interior, llegó a conclusiones impresionantes.

Por poner un ejemplo, ya descubrió que la materia que consideramos sólida, estática, etc, está compuesta de partículas indivisibles en constante vibración, algo a lo que la Ciencia ha aceptado como verdad miles de años después.

Este no es un artículo acerca de la Ciencia, pero no puedo evitar darle un gran consejo: no espere a que la ciencia demuestre algo para creerlo, porque entonces lo más probable es que se va a perder las verdades más evidentes del universo… No espere a que la ciencia demuestre que la felicidad existe! La Ciencia jamás podrá demostrar la felicidad.

Quizás podrá demostrar que existe a través de algún efecto, como la segregación de ciertas sustancias químicas, etc. Pero jamás podrá demostrar con su método la felicidad misma. Eso sólo se puede experimentar. Mire hacia dentro, y encontrará la mejor demostración del mundo!

Lo anterior me lleva al primer mensaje y consejo que deseo enviarle a través de estas líneas: es importante observar lo que nos rodea, pero estamos demasiado volcados ahí fuera, y descuidamos algo mucho más importante… Lo que hay en nuestro interior. No lo descuide!

El segundo punto al que deseo llegar se basa también en una importante conclusión a la que Siddhartha Gautama logró llegar, acerca del funcionamiento de nuestra mente. Nos enseñó que la mente sigue una cadena de procesos:

1. Consciencia: se recibe información del exterior a través de nuestros sentidos sin juzgarla. En este punto, lo que se recibe es el territorio, no un mapa del territorio.

2. Percepción: Se interpreta esa información.

3. Sensación: Se aportan emociones. Llegados a este paso, ya hemos hecho un mapa del territorio. Ante el mismo territorio, cada persona tiene un mapa distinto, así que ve las cosas de un modo diferente. Las emociones que contiene nuestro mapa nos impulsan a movernos a través del siguiente paso…

4. Reacción: Nuestra respuesta a los pasos anteriores.

Los primeros tres pasos son pasivos. Pero si queremos, podemos controlar el cuarto paso. Ese cuarto paso es la verdadera causa del sufrimiento. El sufrimiento que a todos los seres humanos nos invade en una medida u otra procede de nuestras reacciones.

Algunas reacciones se esfuman. Otras se quedan un tiempo en nuestra mente y luego se van. Otras se quedan ahí durante años causando más y más sufrimiento.

Recuerde que puede controlar sus reacciones, y en la medida que lo haga, estará controlando el sufrimiento que le producen las reacciones negativas.

¿Sencillo? Desde luego que no. Pero perfectamente posible, y puede encontrar infinidad de buenos ejemplos y argumentos de éxito en muchas otras personas, conocidas o no.

En mi libro “La ley de la autocreación” he compartido un proceso práctico muy poderoso para detectar y sanar las  llamadas “resistencias”, que están completamente relacionadas con esas reacciones que causan sufrimiento.

Le deseo toda la felicidad y todos los éxitos.

Dr. Félix Torán

http://www.felixtoran.com

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

 

1 comentario en “Controlar nuestras reacciones

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp