Coach De La Empresaria

La fábula del labrador


OTRAS ENTRADAS DE BLOG

Esta fábula la encontré en el libro de Sergio Fernández, titulado “Vivir sin jefe”

Un anciano labrador tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas.

Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para condolerse con él y lamentar su desgracia, el labrador les replicó: “¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?”.

Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Éste les respondió: “¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?”.

Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir: “¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?”.

Una semana más tarde el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?

COMPARTE ESTA FÁBULA MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



SI TE GUSTÓ ESTA FÁBULA, DÉJAME TU COMENTARIO

17 comentarios en “La fábula del labrador

  1. Sólo hay que tomar las cosas como se nos van presentando en la vida, ni para bien ni para mal, es para dejarnos una enseñanza.

  2. Me gustó la fábula, esto nos enseña que no debemos quejarnos por las cosas que nos suceden, solo Dios sabe que es lo mejor para cada uno de nosotros.

  3. Pues en un momento personal en el que se avecinan cambios inesperados, que se generan incertidumbres para con el futuro y no se sabe muy bien por donde saldrá el sol, la fábula viene ni que pintada. Gracias una nueva prespectiva ante una situación incierta.

  4. Me ha gustado mucho, No todos somos así y ciertamente deberiamos serlo; De las cosas buenas solemos alardear y de las malas lamentarnos para que todos se enteren y en ocasiones nos envidien y en las peores para que nos compadezcan.

  5. Me ha encantado, a veces no tenemos muy claro donde está la suerte en la vida, esta fabula a mí me hace pensar en ello muchísimo, gracias Ana por compartirla con nosotros, me la llevo al cuartito, si hay algun problema, me lo comunicas.

    Un beso.

  6. Muchas gracias Ana.

    Es muy placentero recibir de su parte temas que nos hacen reflexionar en esta ocasión por medio de esta fábula, pués cuando terminas de leerla caes en cuenta que no nos lleva a nada el quejarse por que es muy cierto lo que dice un viejo y conocido dicho:”No hay mal que por bien no venga”.

    Un fuerte abrazo.

  7. Muchas gracias Ana por esta visión de las cosas… y desde el libro de Sergio.
    A veces las cosas no son como una las ve y cambia según las circunstancias…
    Interesante reflexión.
    Un abrazo grande.
    Inma Cañavate.

  8. La fábula es otra enseñanza más en nuestro camino. Hay que dejar que nuestra vida fluya y dejarnos llevar. No intentar nadar contra corriente, porque el río nos lleva al lugar al que debemos ir.

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp