Coach De La Empresaria

156.- CLAVES PARA QUE TU RELACIÓN EMPLEADO-JEFA, NO ACABE PASÁNDOTE FACTURA


La mayoría de las empresarias quieren de verdad crear un buen ambiente en el trabajo, ya que saben que eso repercutirá en los resultados finales.

Y en esa  necesidad de crear una buena relación, a veces se acercan tanto a sus empleados o colaboradores que la confianza generada provoca que luego no les hagan caso e incluso se pierda el respeto.

He hablado con algunas empresarias a las que esta situación les ha llegado a tal punto que tienen miedo a hablar con su equipo, porque ya han perdido por completo el control de la situación.

A continuación te doy unas recomendaciones para que puedas establecer un buen ambiente, sin que la cosa se salga de control.

Pierde los miedos

La empresa es tuya, y tú eres la única responsable. Si cedes por miedo a tus empleados la empresa se resentirá y los primeros que van a pagar el pato son ellos, ya que si la empresa va mal y tiene que cerrar, ellos perderán sus empleos.

Hazlo lo mejor que puedas, y toma las decisiones que sean necesarias para cada situación, procurando explicarles siempre el por qué de las mismas aunque no les guste y las consecuencias reales que tendrá si no se hace así. Transmíteles que no son amenazas, sino una realidad en la que tú misma caerás con ellos.

Eso sí, invítales a que aporten ideas, tal vez haya más formas de llegar a una misma solución, que a ti no se te hayan ocurrido y ellos te pueden ayudar.

Actitud inicial neutra

Lo mejor es que comiences siempre con una actitud neutra. Si el empleado actúa con sinergia o cooperación responderás de la misma manera y a la inversa, si este actúa en oposición, harás lo mismo. 

Lo que consigues con esto es que la persona entienda que le es más rentable actuar en cooperación que en oposición. Pero hazlo con tu actitud, nunca mediante amenazas.

Comunicación activa

La mayoría de los problemas  que se generan entre las personas en las empresas, son debidos a una deficiente comunicación, ya que se comentan las cosas a espaldas de los interesados, sin dar nadie la cara directamente, por lo que esto lleva a muchos malos entendidos y falsos supuestos.

Invita pues a tus empleados a dar su opinión en cada momento, reúnete de vez en cuando con ellos para evitar los rumores de pasillo y también que se den cuenta de que si no se hablan las cosas, jamás se solucionarán y además generarán un empeoramiento del ambiente.

Siempre comunícate con ellos de manera asertiva, nunca recriminando ni juzgando tan sólo exponiendo los hechos de manera objetiva.  Y hazles ver que si no se comunican contigo, siempre van a estar a disgusto, siendo ellos los únicos responsables de tal situación.

Eres una mujer de negocios, negocia con tus empleados su bienestar y el tuyo propio, creando el acuerdo ganar-ganar.

Separa trabajo de las relaciones con tus empleados

Hay momentos agradables que compartir con tus empleados, ya sea a la hora del café, o en alguna celebración, y ahí se pueden establecer excelentes relaciones con ellos, pero en la oficina o centro de trabajo, lo mejor es que las confianzas sean mínimas, creando un ambiente de respeto bidireccional.

Además debes transmitirles a tus empleados cómo quieres que sean tus relaciones con ellos. Una idea que te propongo, es que hagas leer y firmar a cada uno de tus empleados un dossier con lo que esperas de ellos y lo que pueden esperar ellos de ti. Y que si en algo de dicho dossier no están de acuerdo que te lo digan antes de firmarlo.

Predica con el ejemplo, se coherente y transparente

Debes demostrar una gran integridad y capacidad de trabajo ante tus empleados. He visto a muchos jefes exigir de sus colaboradores horas extras sin darles gratificaciones porque “no había dinero”, mientras ellos se iban de viaje de placer a la vista de todos sus empleados y encima volvían contando las anécdotas del viaje y presumiendo de sus compras de lujo.

Esto además de una incoherencia es una gran falta de respeto. No puedes  pedirles un esfuerzo extra a tus empleados si tú no vas a participar del mismo o al menos se los vas a gratificar de alguna manera. Se coherente con ellos, y si tienes que hacer algo que pueda parecer otra cosa, acláralo para evitar comentarios.

Aplica estas cinco estrategias y consigue que tus relaciones con tus empleados empujen hacia el éxito de tu empresa.

Ana Zabaleta                                                                                                               

“La Coach de la Empresaria”                                                   

 www.anazabaleta.com

 COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



Sobre la autora:

Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO 

1 comentario en “156.- CLAVES PARA QUE TU RELACIÓN EMPLEADO-JEFA, NO ACABE PASÁNDOTE FACTURA

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp