Coach De La Empresaria

Entrevista a la empresaria Albero Belmonte


OTRAS ENTRADAS DE BLOG

Hoy entrevisto a la empresaria  Albero Belmonte. Nació en Sevilla, ciudad donde estudió filología alemana.

Hace 17 años vino a trabajar a canarias, donde ha sido docente para la administración durante 14 años.

Ahora ha decidido lanzarse a volar en solitario con su proyecto Gute Laune: escrito y pronunciado tal cual y que significa “buen rollo”.

Gute Laune está compuesto por un grupo de profesionales de la formación en lengua alemana y de la creación de medios audiovisuales, que se propone proveer a sus clientes de habilidades comunicativas en alemán, gracias a sus cursos, los cuales ayudan a alcanzar el éxito profesional de una manera lúdica y altamente eficaz.

www.gutelaune.es

http://www.facebook.com/gutelaunecc

Canal de youtube: gutelaunecc

Hola  Albero, cuéntame  tu historia y si siempre tuviste mentalidad emprendedora.

Hola Ana. La época en la que yo iba a la Facultad no se nos hablaba de emprender sino de estudiar y trabajar para otros.  Si entendemos “emprender” como “comenzar algo que entraña aventura o peligro”, podría decirse que seguramente, sí tenía mentalidad emprendedora desde siempre, ya que yo era la que organizaba todos los eventos  en mi grupo y convencía a los demás de que me siguieran.

Recuerdo que mis amigos me decían que “tenía el poder de revolucionar a las masas”.  Por lo que podríamos decir que sí, desde siempre he tenido mentalidad emprendedora.

Más tarde, ya en mi etapa laboral, constaté que los medios docentes que se usan en nuestro sistema educativo no motivan al alumno, no le mueven ni le conmueven.

Comencé con un blog (Deutsch macht Spaß!  www.deutschmachtspa.wordpress.com) que aún mantengo vivo y que  utilizaba en clase con mis alumnos en las EEOOII (Ciclos formativos) o en los Institutos que me tocaban.

Por aquél entonces era sólo un medio de apoyo a mis clases.  Un buen día, mi pareja me propuso que convirtiera mi idea en  un proyecto empresarial.  Ahora Gute Laune, es una hermosa realidad.

¿Cómo  surge tu vocación por el idioma Alemán?

Ya en el instituto mostraba habilidad e interés por las lenguas extranjeras. En la universidad me decanté por la filología, aunque en una primera instancia fue filología inglesa.  En aquel entonces, estudiar inglés era lo más útil, por lo que la cantidad de alumnos era exagerada: se calculaba que había alrededor de 15.000 alumnos matriculados en el primer curso.

Las clases eran demasiado impersonales, no podías hacer amistades ya que la competencia era tan exagerada que todo el mundo desconfiaba de las intenciones del que estaba sentado al lado.

Al terminar el primer curso me fui a Inglaterra a perfeccionar mi inglés y allí, un buen día sin saber por qué, me pregunté ¿Qué estoy haciendo?  ¿Realmente me gusta lo que estoy estudiando?  Así que al volver a España tomé la determinación de cambiar mi rumbo. Coincidió que ya llevaba un año estudiando alemán.

Al principio me resultó duro, pero esa decisión me ha dado las mayores satisfacciones de mi vida.

Primero por el gran cambio que supuso el hecho de bajar de  los 15.000 alumnos que había en inglés a tan sólo 15, cantidad total de alumnos matriculados en filología alemana; después por el ambiente humano en el que me movía: los profesores eran muy jóvenes, tenían una imagen fresca y divertida apartándose del academicismo imperante en las universidades.

Ese detalle te permitía acercarte a ellos sin miedo a la reacción que pudieran tener.  Y en cuanto a los alumnos que cursaban esta especialidad, bueno, qué te voy a contar: en esa clase encontré a los amigos de mi vida.

Creo que fue una decisión acertada y que influyó más tarde en mi práctica docente: mi proyecto se llama Gute Laune en recuerdo de todo aquello ya que como dijiste en mi presentación, en alemán, gute laune, significa “buen rollo”.

Pretendo dar una imagen fresca, juvenil y TOTALMENTE diferente a otros proyectos similares.  Mi sistema de aprendizaje es original, nuevo, lúdico, interactivo, cercano.  Esa es la insignia de Gute Laune.

Háblame de tu experiencia como empresaria.

Llevo poco tiempo como “empresaria” (a mí me gusta más la palabra “emprendedora”).  Debo decir que la experiencia tiene doble vertiente. La vertiente menos divertida es, sobre todo, la burocracia.

He de admitir que el papeleo que he tenido que hacer para legalizarlo todo ha sido excesivo y, en ocasiones, absurdos.  Otro punto negativo es la cantidad de horas que hay que echarle al principio para que el carro marche.

Pero yo lo veo como un parto, es decir, todos los dolores, todos los sufrimientos y los malos momentos se olvidan cuando ves a tu “Hijo” entre tus brazos.  Por lo que concluiría que la experiencia de “maternidad empresarial” proporciona una sensación de libertad que no cambiaría por nada.

¿Nos puedes revelar alguna técnica o estrategia que te haya funcionado espectacularmente en tu trabajo?

En la enseñanza de lenguas extranjeras hay que innovar mucho si quieres que los alumnos no se aburran y abandonen, y en especial en un idioma como el alemán en el que un alto porcentaje del alumnado estudia esta lengua por obligación y no porque sientan “la llamada”.

Por lo tanto la clave está en hacer que el alumno se emocione cada día.  Creo firmemente que para enseñar hay que tener un mínimo de humildad y bajarse de la “tarima”.

Es fundamental conectar con tu alumno, llegar a él y no él a ti. La enseñanza es para mí un proceso que se desarrolla en un ambiente de cordialidad y amistad; es como un grupo de amigos que se reúne para estudiar un tema y siempre hay uno que sabe más que los otros ¿Técnicas o estrategias?  En mi campo es fundamental escuchar y ver, y consecuentemente, intuir cuál es la necesidad que debo satisfacer.

El reto que me he planteado es trasladar ese sistema a la red.  Mis cursos son fiel reflejo de lo que un alumno se encontraría en la realidad de una EOI o en un Ciclo Formativo.  Mi enseñanza es síncrona y asíncrona, valiéndome del uso de Mundos Virtuales como SecondLife para suplir la deslocalización del aula, entre otros muchos.

¿Qué consejo les darías a las mujeres emprendedoras, empresarias, o las que quieren llegar a serlo?

Sólo les daría el que a mí una vez me dieron y creo que es el mejor: el éxito viene de dentro.  Ama lo que haces y esto te llevará a los más alto.  Emprender es una palabra muy amplia que tiene varias acepciones, alguna de las cuales nos llevan al ámbito de la aventura, como ya he dicho.

Se trata de emprender sí; se trata de ganar dinero, también, pero no a cualquier precio.  Vende pero no te vendas, esa es mi conclusión.

Muchas gracias Albero por esta entrevista y estoy totalmente de acuerdo con tu consejo: Haz lo que amas, pienso que es clave sino se quiere sucumbir a los vaivenes de la economía.

COMPARTE ESTA ENTREVISTA DESDE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



SI TE GUSTÓ ESTA ENTREVISTA DÉJAME TU COMENTARIO

5 comentarios en “Entrevista a la empresaria Albero Belmonte

  1. Muy buena entrevista compañera!! La iniciativa, la constancia y el buen hacer con la dedicación y profesionalidad que le has dedicado,ha sido fundamental para desarrollar tu proyecto de una manera magistral!! Felicidades !! Albero Belmonte & Juan Pons Abraham.

    Guillermo José Barreto Suárez
    Un abrazo

  2. Hola, felicidades a Albero, y muy buenos consejos, es verdad tenemos que hacer que el alumno interactue en la clase y que haya una inmersión en el idioma que se está aprendiendo, y gracias por compartirnos esta gran entrevista.

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp