Coach De La Empresaria

192.- ¿ERES VÍCTIMA DE LAS CIRCUNSTANCIAS? UNOS CONSEJOS PARA EVITARLO


Vivimos rodeadas de una serie de acontecimientos que afectan a nuestra vida, eso es un hecho, pero lo que también es cierto, es que nosotras permitimos que nos afecten más de lo estrictamente necesario.

Como empresaria, gran parte de tu trabajo es minimizar el efecto negativo de esas circunstancias y potenciar lo positivo, para que tus ingresos sigan subiendo pase lo que pase.

De nada te sirve quejarte,  más que de perder una energía y tiempo muy valiosos que te van a hacer falta y te estás permitiendo malgastar.

Además quejarte no va a suponer un desahogo, contra lo que piensa mucha gente, sólo te introducirá en una dinámica que no te va a ayudar,  muy al contrario, te hará dar pasos hacia atrás.

Es por eso que en este artículo te doy unas pautas para que salgas de la situación de víctima de las circunstancias, no dejando que estas afecten más allá de lo que realmente lo hacen y comiences a tener el control del 90 % de lo que ocurre.

Entrega de poder

Normalmente cuando las circunstancias u otras personas te afectan más de la cuenta es porque tú misma les has hecho una entrega de poder, ya sea por comodidad, por miedo, por dinero… por lo que sea, pero realmente eres tú quien decide que tu felicidad, tu vida o tu negocio dependen de ello.

Esta es una de las limitaciones más grandes que tú misma te estás poniendo. Cambia eso, sal de tu zona de confort y comienza a llamar a más puertas y a desapegarte de algunas circunstancias, tanto para ser feliz como para lograr tus objetivos.

Desapego

En el apartado anterior te hablaba de desapegarte de algunas circunstancias. Está bien que haya situaciones o personas que puedan favorecerte, pero ¿Si estas no se dan, o la persona decide no proceder como tú quieres? ¿Vas a dejar que tu vida y felicidad dependan de ello?

Desapegarse de las personas, resultados o circunstancias es básico para conseguir objetivos, o sea no permitir que si las cosas no salen como tú quieres, tu felicidad se vea comprometida. Por supuesto lucha por conseguir lo que quieres, pero si las circunstancias no se dan, no pasa nada, se puede continuar por mil caminos más. Recuerda que los apegos te restan libertad (pincha aquí para twittear esta frase).

No permitir que otros te controlen

Ahora con la situación económica que estamos viviendo, no hacemos otra cosa que quejarnos y ¿realmente nos está sirviendo de algo, más allá de perder nuestro tiempo y meternos en la negatividad?

Si hemos llegado a esta situación es porque hemos permitido que otros controlen nuestra vida, ya sea por miedo, comodidad o por buscar una seguridad inexistente. Sí, has leído bien, la seguridad no existe. En la vida no tienes nada garantizado, y más vale que te vayas haciendo a la idea si realmente quieres tener el control de tu vida y tu negocio.

Lo más cerca que puedes estar de la seguridad, y más hoy en día tal cual están las cosas, es tomando tú el control, siendo proactiva, y saliendo de tu zona de confort.

Si otros te controlan es porque tú les entregaste el poder, y puedes cambiar eso cuando quieras, claro que tendrás que pagar un precio, porque por todo hay que pagar un precio, ya sea en tiempo, dinero, esfuerzo o compromiso.

No permitas que te afecte más de lo justo, ley del 90 %

Las circunstancias y personas que pasan por tu vida, indudablemente afectan de una u otra manera, el problema está en que normalmente afectan muchísimo más de lo necesario porque tú lo permites

¿Conoces la ley del 90 %? El 10 % de lo que te ocurre no lo puedes controlar, son las circunstancias tal cual vienen. Pero el 90 % de lo que te ocurre, tiene que ver con tu actitud y cómo reaccionas ante esas circunstancias.

Cambia o modifica las circunstancias, tú también puedes afectarlas

Igual que te afectan las circunstancias, tú puedes crear un efecto sobre ellas para modificarlas a tu favor. Actuando podrás hacer más por contrarrestar esas circunstancias que quedándote quieta y quejándote.

Si no te gustan las circunstancias que estás viviendo, haz lo necesario para crear las adecuadas. La suerte también se crea, de hecho la gente que tiene suerte es porque se ha preparado para la misma. La suerte por la suerte, rara vez sucede.

Implementa estas pautas en tu vida y tu negocio, y verás como en poco tiempo dejarás de ser víctima de las circunstancias para transformarte en la dueña de tu vida.

Ana Zabaleta                                                                                                               

“La Coach de la Empresaria”                                                    

www.anazabaleta.com

 COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



Sobre la autora:

Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

3 comentarios en “192.- ¿ERES VÍCTIMA DE LAS CIRCUNSTANCIAS? UNOS CONSEJOS PARA EVITARLO

  1. Yo me intereso por liberarme de ser victima, me parece importante eso de ser tesponsable, pero lleva su tiempo modificar conductas adquiridas de tanto tiempo. Gracias por tus valiosos aportes. Bendiciones.

  2. Hola Bethy. Muchas gracias por tu comentario, pero cambiar un hábito Sólo lleva 21 días. Lo que pasa es que hay que estar 21 días haciendo el esfuerzo de llevar a cabo el nuevo hábito en serio, después de ese tiempo, el hábito es tuyo. De todos modos te entiendo perfectamente, nos han educado en todo lo contrario, y ahora no es fácil asimilar que nos vengan a decir que la responsabilidad es nuestra, pero vale la pena hacer el esfuerzo. Un abrazo grande

  3. Es justo lo que necesitaba para seguir. Pasé por algo que no estaba planificado relacionado con la salud de mi mamá, y paró todo el negocio, me deprimí, me endeudé y me paré. No quería ni trabajar porque fue en la época que más rentabilidad tenía mi negocio, y mirando atrás veo que mis pérdidas han sidograndes, pero sigo adelante tengo muchas oportunidades. Muchas graciasss

Deja un comentario

Hola, soy Ana Zabaleta, si tienes alguna duda, solo haz clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp