Coach De La Empresaria

195.- NADIE ME AYUDA, TENGO QUE HACERLO TODO SOLA Y ESO ME ENFADA.


1318307577_262426034_1-Fotos-de--ERES-UNA-MUJER-TRISTE-INCOMPRENDIDA-ABANDONADA-CON-DESEOS-DE-SUPERACIONHe titulado este artículo, tal cual me planteaba una lectora su obstáculo, el cual es muy frecuente sobre todo en las mujeres, una contrariedad que no nos podemos permitir si queremos ser buenas empresarias.

Una empresaria es una mujer independiente a la que nada le supone un freno, y mucho menos el chantaje emocional al que puedan verse sometidas por otras personas, lo cual es sólo tu responsabilidad.

Si el resto de las personas son tu problema, es porque tú lo estás permitiendo, y tampoco debes caer en el victimismo.

Es por ello, que te ofrezco en este artículo unas claves para que como ama de casa y empresaria, no te veas en esa tesitura y no vuelvas a permitir que abusen de ti.

Asume lo tuyo, y no lo de los demás

Un gran problema que tienen las mujeres, es que asumen que la responsabilidad del hogar y la familia es suya, y cuando hablan de la implicación en tales labores del marido, hablan de “ayuda”, cuando realmente la responsabilidad es de los dos y también de los hijos, en la medida que la edad se los vaya permitiendo.

Se trata de repartir tareas, no de que te ayuden. Si lo planteas como ayuda, ya empiezas a ser la primera que está favoreciendo este problema.

Lo siguiente pasa porque el resto de la familia no se implica, pero tú sigues haciendo todo el trabajo. Haz la prueba de dejar de hacer cosas, sobre todo las que le afecten a él: su comida, su lado de la cama, no tener lista su ropa. Entonces es cuando comenzarás a tener el poder y podrás negociar.

Acostumbra a tus hijos a que tengan sus responsabilidades en casa desde que empiecen a tener edad, cuanto más pequeños mejor. Proponlo como un juego, no como una obligación, un premio por hacerse mayores.

En tu negocio, lo mismo, delega, delega y delega, aunque al principio no se hagan las cosas bien, es una inversión de tiempo, al igual que con la familia.

Pide ayuda y si no, tú sola también puedes.

Vivimos en la cultura del victimismo y parece que no podemos hacer nada sin que nos ayuden, y eso no es cierto, mucho menos ahora en la era de internet. Normalmente buscando en google tienes una gran parte de las respuestas a muchos de tus problemas.

Se independiente, invierte en tu formación y aprende a hacer las cosas tú misma. Luego puedes delegar pagando a alguien, pero si sabes hacer las cosas, todo será muchísimo más fácil.

Por supuesto, con esto no quiero decir que no puedas pedir ayuda. Pídela, es también parte del trabajo de ser autosuficiente, la diferencia es que hay que saber aceptar que te digan “no”, aprender a negociar  y seguir buscando, en vez de fustigarte y compadecerte, preguntándote  por qué la gente es tan mala. Si tú no lo haces por ti misma ¿Cómo pretendes que otros se muevan por ti de forma gratuita?

Rodéate de la mejor compañía

Eres la media de las seis personas con las que más te relacionas (pincha aquí para twittear esta frase). Relaciónate con personas autosuficientes y no dependientes. Este tipo de personas además de ser un gran ejemplo para ti, son las personas más adecuadas para que te ayuden, tanto porque estarán en mejor posición de hacerlo, como que van a representar un modelo para ti del que aprender a ser independiente.

Aparca ya esas amistades que están en la negatividad y el victimismo comenzando a relacionarte con otras mujeres que sean autosuficientes, sepan delegar, positivas y personas de éxito.

Aplica estas tres claves en tu vida y tu negocio y olvídate de volver a quejarte de que nadie te ayuda.

Ana Zabaleta                                                                                                                

“La Coach de la Empresaria”                                                   

www.anazabaleta.com

 COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



Sobre la autora:

Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

1 comentario en “195.- NADIE ME AYUDA, TENGO QUE HACERLO TODO SOLA Y ESO ME ENFADA.

  1. El primero que leo de una lista, y creo que en este momento de mi vida, siento que todos me llegan, pero que bueno es encontrar personas como tú, que delegan pensamientos positivos y cargados de fuerza para no rendirse, estoy decidida a continuar la batalla y se que venceré y pronto me veré como me sueño,no te conozco pero GRACIAS ANA ZABALETA¡¡por ayudarme con tu forma de ser,pensar y actuar. Dios te bendiga.

Deja un comentario

Hola, soy Ana y quiero contactarme contigo, solo has clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp