Coach De La Empresaria

207.- CÓMO MANTENERTE MOTIVADA, Y PODER ASÍ MOTIVAR A OTROS


la-motivaciónLa motivación es el motor que te mueve cada día a hacer lo necesario para conseguir tus objetivos.

Ese motor a veces está a pleno rendimiento, pero hay otras que no funciona y vas casi arrastrándote, si es que vas.

Es normal, eres humana y tienes unos ritmos, y estos no siempre son los mismos.

Te afectan muchísimas cosas, las incertidumbres, las contrariedades, las críticas, el clima, todo influye en ti en mayor o menor medida, y decir lo contrario, sería negar tu existencia.

Aunque recuerda que el nivel de impacto de esa influencia depende en gran medida de ti, de tu forma de percibir el mundo, de tu actitud y de lo que piensas acerca de lo que sucede.

Independientemente de que las cosas salgan bien o mal, hay días que te comerías el mundo y hay otros que si fuera por ti, no saldrías de la cama. Es normal, a mí también me pasa.

Te digo todo esto porque quiero que tengas claro que hay unos biorritmos, y no debes dejar que estos te hagan desistir, En este artículo te paso unas claves para que aprendas a llevarlos y también como no, a mantener la motivación  independientemente de lo que ocurra, con lo que te sentirás mejor y podrás ayudar a mantener la motivación a otros.

Tu motivación es sólo responsabilidad tuya

A menudo me escriben lectoras, culpando de su propia falta de motivación a terceras personas. Y vale, entiendo lo que se siente, pero tu motivación es sólo responsabilidad tuya. Tú eres la única persona conocedora de ti misma, la que mejor sabe lo que le gusta y cómo afectarse para encender el motor de su propia motivación.

En el momento que asumas esa responsabilidad, todo comenzará a cambiar. No tienes el control sobre otras personas, pero sí tienes el control sobre ti misma (pincha aquí para twittear esta frase). El hecho de que te encuentres ahora leyendo este artículo ya significa que de alguna manera  te estás planteando el asumirla o estás asumiéndola ya.

¿Estás en el camino hacia tus sueños, o hacia los sueños de otros?

Buena pregunta ¿Verdad? Tu vida es tu responsabilidad, y si estás cumpliendo los sueños de otros, bueno, es tu decisión y es perfectamente válida, pues también puede ser ese tu sueño. Si lo es, perfecto, y por supuesto la motivación sigue siendo cosa tuya.

Pero  ¿y si realmente estás viviendo el sueño de otros porque crees que no tienes más opciones? Recuerda que tú eres la que decide siempre.

¿Que a veces las decisiones no son fáciles? Nunca dije que lo fueran ¿Que hay obligaciones o circunstancias que pesan? Estoy totalmente de acuerdo,  pero siempre estarás decidiendo.

Sin embargo, si sigues poniendo tu vida en manos de los demás, luego podrás quejarte lo que quieras, pero serán los demás  los que decidan sobre tu vida para bien o para mal, y no podrás hacer nada para evitarlo, salvo protestar, y eso tampoco cambiará nada.

Hay momentos en los que tal vez convenga parar y cambiar de actividad

Al principio de este artículo, hablaba de los biorritmos, y de cómo cualquier cosa, puede afectarte. Estas pequeñas cosas, hacen que a la mínima dificultad o sin motivo aparente, te sobrevenga un desánimo importante que te haga caer en la apatía. Créeme que a mí también me pasa de cuando en cuando.

En estos casos conviene hacer dos cosas: 1) Tomarte un día de descanso para recargar las pilas, cambiado de actividad por otra que te haga sentir mejor, o trabajar de una manera más relajada, con momentos de descanso, haciendo algo que te haga reír o disfrutar, o sea segregar endorfinas.

Relájate y acepta que eres humana y que tienes momentos bajos. Si te fuerzas a estar siempre bien y feliz, puedes acabar frustrada, ya que eso es imposible, acepta esos momentos y continúa adelante.

2) Si realmente crees que las cosas necesitan mejorar independientemente de tu estado de ánimo, conviene que te pongas a planificar sobre esas mejoras. Tal vez, algo que estabas posponiendo y sabes que va a influir en el buen desarrollo de tu negocio, o bien generar nuevas ideas.

En ningún caso debes desistir a menos que realmente tu problema sea que lo que estás haciendo no sea tu verdadero deseo o no te haga feliz.

Un tropiezo no es una señal del universo de que abandones (acuérdate de Edison)

A menudo observo la creencia, y yo también lo pensé durante mucho tiempo, de que la mínima contrariedad, es  una señal de que no debemos seguir por ese camino (sobre todo cuando empezamos con experiencias que nos son desconocidas o no son muy populares socialmente).

Sin embargo no hay actividad  en esta vida que esté exenta de dificultades. Los contratiempos, no son sino oportunidades de aprendizaje, y avisos de que hay que introducir pequeños cambios para mejorar.

Te recuerdo a Edison, ¿cuántas formas de cómo no hacer una bombilla ideó  a base de errores? Hasta que finalmente dio con el filamento de wolframio fundió más de 800 bombillas.

¿De verdad lo has intentando 800 veces? ¿500 tal vez? ¿100? Eso sí, en cada nuevo intento, hay que introducir cambios, de nada sirve repetir 500 veces lo que no funciona. (Edison decidió cambiar el material del filamento en cada nuevo intento, pero no dejó de intentarlo, y menos mal)

Crea tu mundo de motivación poniendo tu atención en lo que te hace sentir bien a la vez que te alejas y dejas de prestar atención a lo que no te ayuda. Esto también se aplica a las personas con las que te relacionas

Todo te afecta, incluso la gente de la que te rodeas. Casi todas mis amigas son motivadoras, coaches, terapeutas. Por lo que es fácil que me saquen de los bajos estados de ánimo, y es más difícil que me desanime estando con ellas, normalmente me hacen sentir muy motivada.

Me alejo de las personas que sé que no congenian con mi modo de vida y forma de pensar, ya que escuchar sus críticas, casi nunca  constructivas y repletas de prejuicios, así como de sus propias frustraciones, no me va a motivar a conseguir mis metas. Prefiero la opinión constructiva de alguien que lo ha conseguido.

Sin embargo si me dejara llevar por la actitud general actual,  por lo que cuentan los informativos de televisión que casi nunca veo,  me parase a escuchar las conversaciones negativas de la calle sobre lo mal que está todo, la verdad me cogería una depresión.

En cambio, por la calle suelo ir con auriculares, escuchando música positiva, leyendo sobre negocios o motivación. En definitiva, desvío mi atención hacia lo que me hace bien. Cuando alguien me habla de lo mal que está todo, procuro cambiar de tema, o poner fin a la conversación alegando que me están esperando y voy con prisa.

Esto no es negar la realidad, como me dirían muchos.. Ambas cosas son reales, pero a lo que prestas atención, además de crear tu estado de ánimo, se expande. Y en este artículo estábamos hablando de motivarnos, no de desmotivarnos ¿Verdad?

Hay gente a la que le va bien la economía a pesar de la crisis, y eso también es realidad. En la sociedad se tiende a hacer lo contrario, se presta atención a lo negativo y se desvía de lo positivo ¿Crees que esa actitud es más realista? Es igual de realista, con la única diferencia  de que te ayuda menos y genera peores resultados.

Presta atención a lo que te levante el ánimo y distráete de lo que te hace sentir mal. Estar bien y motivada te va a llevar a entrar en acción y producir resultados. Estar desmotivada y negativa, te llevará a no hacer el más mínimo intento, con lo cual  todo irá de mal en peor.

De hecho ¿Qué es lo que se oye? Estamos en crisis, ahora no es el momento de gastar dinero, ni de hacer negocios. Mi respuesta es: Si no se mueve el dinero, ni se generan negocios y nuevas ideas, no habrá dinero, ni trabajo, y todo irá a peor ¿Crees que es el momento de quedarte de brazos cruzados esperando a ver qué pasa?

Por supuesto que hay que tomar consciencia de todo lo que ocurre, pero sólo como punto de partida para poder cambiarla,  en cambio regodearte en ella no te servirá de nada, salvo empeorarla.

Formación continua en desarrollo personal

A pesar de que mi trabajo me hace estar bastante preparada en el desarrollo personal, continuo mi formación leyendo, estudiando, haciendo cursos. Soy humana, y a veces me olvido de algunas cosas por lo que me conviene recordarlas para seguir trabajándolas. Siempre busco aprender cosas nuevas que me enriquezcan y me ayuden a mejorar.

Lee, escucha audios, mira películas, lo que tú prefieras. Rodéate de cosas que te formen y te ayuden con la motivación. Reúnete frecuentemente con amigas que estén en tu mismo camino para que os deis energía e intercambiéis conocimientos.

Hoy en día con las redes sociales, no hay excusa. Puedes abrir un grupo de motivación para intercambiar documentos, vídeos, frases y compartir experiencias que os ayuden.

También puedes reunirte en una cafetería, un parque o en casa con tu grupo de amigas positivas. Te invito a que hagas todo lo que esté en tu mano en este sentido. Asiste a cursos y talleres, allí además de aprender, conocerás a más personas que anden en tu misma onda.

Desapego de los resultados

Que no quiere decir desidia. Desapego del resultado, es no poner tu felicidad en manos de lo que ocurra. Seguir siendo feliz, pase lo que pase y seguir adelante, por supuesto, haciendo lo posible, pero sin obsesionarte.

Cuando te obsesionas con el resultado, es muy fácil que venga la desmotivación. Procura disfrutar del camino, y tener presente que pase lo que pase siempre hay opciones, la vida continúa y está repleta de aventuras, nuevas oportunidades  y cosas que aprender.

¿La mejor forma de motivar a otros? El ejemplo

¿Qué crees que va a ocurrir si aplicas todas las claves de este artículo, y tu estado de ánimo comienza a cambiar? Te van a imitar. No digas a los demás lo que hay que hacer, hazlo tú. Somos seres de imitación y por medio de las neuronas espejo, tendemos a hacer lo que vemos en los demás.

No trates de convencer a nadie de que salga de su negatividad. Compórtate  tú como quieras que ellos se comporten, desapegándote de que lo hagan o no, y ya verás la sorpresa que te llevas.

Aplica estas claves en tu vida y tu negocio, consiguiendo que tu falta de motivación no vuelva a representar un obstáculo.

Ana Zabaleta                                                                                                               

 “La Coach de la Empresaria”                                                   

www.anazabaleta.com

 COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUÍ ABAJO



Sobre la autora:

Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO, DÉJAME TU COMENTARIO

4 comentarios en “207.- CÓMO MANTENERTE MOTIVADA, Y PODER ASÍ MOTIVAR A OTROS

Deja un comentario

Hola, soy Ana Zabaleta, si tienes alguna duda, solo haz clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp