Coach De La Empresaria

421.- UN LLAMADO A LAS MUJERES: ELIGE EL AMOR PROPIO

¡Feliz día de la mujer! Este mensaje contiene un regalo para ti al final

Escrito por Mabel Katz

Como mujeres, se nos enseña a pasar la vida adorando y prestando atención al mundo externo, concentrándonos más en los aspectos físicos y las apariencias, siempre enfocándonos en lo que está afuera.

Al hacer esto, estamos tratando de ganarnos la aprobación de los hombres, perdiendo así nuestra identidad y volviéndonos dependientes de ellos. Cuando nuestra vida depende de los hombres, dejamos de hacer lo que nos funciona, lo que nos da satisfacción y somos muy infelices.

Cuando no desarrollamos nuestra identidad interior, no nos sentimos bien con nosotras mismas, nos convertimos en objetos eróticos. Vemos al hombre como una presa que debemos atraer y, con ese propósito en mente, perder el tiempo y una valiosa energía que podríamos estar invirtiendo en conocernos a nosotras mismas.

Las mujeres están dotadas del poder de la creación. Somos capaces de dar vida y superar enormes obstáculos para hacerlo. Esta poderosa fuerza interior que poseemos y usamos para dar a luz es precisamente lo que podemos usar para crearnos y desarrollarnos como individuos.

Cuando empezamos a pensar en nuestros propios términos, buscamos las respuestas en nuestro interior y dejamos de depender de la opinión de los demás, encontramos el poder y la sabiduría inherentes a nuestro género.

Muchas veces nuestra conexión emocional con nuestro entorno no nos permite ver el panorama completo, y percibimos los eventos como problemas en lugar de darnos cuenta de que realmente son oportunidades para crecer y desarrollarnos.

Para enfrentar los desafíos que inevitablemente se nos presentan en la vida, debemos dejar de concentrarnos en el exterior y en cambio desarrollar nuestra gran fuerza interior utilizando criterios más únicos, creativos y personales.

Nuestra verdadera fuerza reside en nuestra capacidad de amarnos y aceptarnos tal como somos. Dentro de nosotras mismas podemos encontrar las respuestas que buscamos y las soluciones a todos nuestros problemas. Podemos encontrar nuestra verdadera felicidad.

Para alcanzar nuestro máximo potencial, es importante despertar y liberarnos del mandato social limitante que nos indica que es nuestro deber multiplicar la especie y sacrificar nuestro propio bienestar para cuidar adecuadamente a nuestros hijos.

Hemos estado repitiendo esta falsa creencia durante tanto tiempo que ahora parece verdadera. Ha llegado el momento de darse cuenta de que el sacrificio no funciona porque, cuando hacemos cosas por los demás y somos infelices, los demás tampoco son felices.

De hecho, una mujer que no puede amarse y cuidarse sinceramente a sí misma no puede amar y cuidar de verdad a los demás porque está vacía y no tiene nada que dar. Solo podemos dar incondicionalmente, con verdadero amor, cuando estamos llenos. Cuando las mujeres están bien, todos están bien.

No podemos seguir enfocándonos en mantener las apariencias para atrapar a un hombre y tener hijos. Limitar nuestra existencia a estos propósitos nos convierte en esclavas y nos hace muy infelices. Podemos ser como reinas, pero debemos elegir ser dependientes. No podemos culpar a nadie más de nuestra infelicidad: hemos decidido creer que ese es nuestro papel en la sociedad y que “necesitamos” capturar a un hombre y tener hijos para tener un lugar en el mundo.

En verdad, las apariencias son fugaces y temporales. No satisfacen el alma. Al darle tanta importancia a las apariencias, vivimos a la sombra del mundo exterior, limitadas y amargadas. Nuestra belleza puede ser sorprendente pero, a menos que seamos fuertes y hermosas por dentro, nunca seremos felices ni estaremos satisfechas. Al buscar nuestro verdadero valor en el lugar equivocado, nos volvemos incapaces de cumplir nuestro verdadero propósito en esta vida.

De una vez por todas, debemos darnos cuenta del daño que nos estamos infligiendo, no solo a nosotras mismas, sino también a nuestros hijos y al mundo. Cuando seguimos y mantenemos una actitud pasiva con presiones sociales para centrarnos en lo físico, destruye más de lo que construye.

No me refiero a la liberación de la mujer que lleva a una fuerte competencia con los hombres, que nos impusimos erróneamente y nos provocó el dolor de la competencia. Me refiero al desarrollo interior y la apreciación que nos ayudará a aceptar y respetar a los hombres en nuestras vidas porque, a medida que aprendamos a valorarnos a nosotras mismas, seremos capaces de reconocer el valor de los hombres en lugar de competir con ellos. No hay competidores en el exterior.

Debemos apoyarnos mutuamente. En realidad, la gente nos trata y aprecia como nos tratamos y apreciamos a nosotras mismas.

Nuestro papel en esta época de grandes cambios es fundamental. El cambio puede comenzar con nosotras. Los hombres están aquí para complementarnos y apoyarnos. De nada sirve seguir viéndolos como enemigos o poniéndolos en un pedestal. Ambos somos igualmente valiosos, cada uno con talentos, cualidades y desafíos específicos.

El mundo cambiará cuando nosotros cambiemos, porque las mujeres felices crían niños felices, y los niños felices pueden crear un mundo mejor.

¡Todo depende de nosotras!

REGALO: Descarga el curso gratis de introducción al ho’oponopono de Mabel Katz en este enlace http://www.coachdelaempresaria.com/curso-gratis-de-mabel

Ana Zabaleta
“Coach de la Empresaria”
www.anazabaleta.com

Si quieres apoyar mi blog, para que pueda crear más y mejores contenidos, puedes hacer un donativo por la cantidad que desees




Sobre la autora: Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas inscríbete en el boletín gratuito valorado en 97 euros. Es tuyo gratis llenando el siguiente formulario. Sin spam y privacidad garantizada.

SI TE GUSTÓ EL ARTÍCULO DÉJAME TU COMENTARIO

Deja un comentario

Hola, soy Ana Zabaleta, si tienes alguna duda, solo haz clic en este botón para charlar..

Hablame por WhatsApp